10 Sintomas de tener la glucosa alta

Hiperglucemia

Síntomas de glucosa alta que tenemos que reconocer

La hiperglucemia es una situación en la que el nivel de azúcar en sangre es demasiado alto. Si tiene un nivel alto de azúcar en la sangre, su cuerpo produce demasiada hormona insulina o las células de su cuerpo son resistentes a ella.

Los síntomas de un nivel alto de azúcar en sangre son los siguientes

  • Aumento de la sed o el hambre
  • Aumento de la micción
  • Visión borrosa
  • Somnolencia
  • Boca seca
  • Nerviosismo
  • Habla ininteligible
  • Irritabilidad
  • Tiempo de reacción lento
  • Despertar para ir al baño durante la noche

Por lo cual definamos qué la glucemia alta como: tener valores elevados de glucosa (azúcar) en sangre. Conoce más del indice glucémico aquí.

La glucemia alta trae numerosos signos y síntomas, como regla general, las 4Ps de la hiperglucemia (Poliuria, Polidipsia, Polifagia y Pérdida de peso) nos ayudan a reconocer si tenemos alto el azúcar y actuar rápidamente para evitar que las molestias y complicaciones aumenten.

¿Qué significan estos síntomas de tener la glucosa alta?

  1. Poliuria

    ¡Orinar mucho…pero mucho! Puede ser en cantidad o cantidad de veces en el día. Está muy asociada a la polidipsia, pero no es esa sola la causa. Es nuestro cuerpo tratando de sacar glucosa de la sangre por vía renal.

  2. Sequedad en la boca:

    Producto de la deshidratación – SIGNO GRAVE – Conoce 3 consejos para hidratarse con diabetes.

  3. Polidipsia

    Al igual que el anterior es la necesidad de “diluir” la concentración de azúcar en sangre agregando líquido. Obviamente también contribuye a que hagamos más pis.

  4. Polifagia

    Hambre – Voraz. Podemos decir que es un hambre celular. Nuestra azúcar está alta en la sangre (hiperglucemia) pero dentro de nuestras células ¡nos estamos muriendo de hambre! Esto pasa por la resistencia a la insulina en el caso de los diabéticos tipo 2 y por la ausencia de la ella en la diabetes tipo 1.

  5. Perdida de peso

    Esto lo vemos en casos graves y descontrolados. No sirven para una persona con diabetes que está tratando de identificar sus signos. Aplica a un debut diabético (personas que empiezan con la enfermedad).

  6. Aliento con olor a sidra

    Y esto? No es otra cosa que el olor que provocan los famosos cuerpos cetónicos, que no es otra cosa que el olor a un subproducto del metabolismo de grasa (ácido acetoacético), que es quien nos está abasteciendo de energía a falta de capacidad de quemar azúcar. Este aliento es importante reconocerlo porque es una alerta clara de que algo no está bien.

  7. Náuseas y vómitos

    Una manera más que tiene nuestro cuerpo, que no tiene educación en diabetes, trata de liberarse de la glucosa que entiende que le sobra. Una vez más: no le sobra, nuestro cuerpo la necesita desesperadamente pero no la está pudiendo mandar a la “sala de máquinas” (las células).

  8. Agitación, sensación de ahogo

    La hiperglucemia es la alta concentración de azúcar en la sangre. El azúcar es dulce y pegajosa… entonces: a más azúcar en la sangre, más “espesa” y más difícil hacerla circular, haciendo que nos agitemos y sea difícil el intercambio gaseoso.

  9. Debilidad

    No hay energía en el cuerpo. No confundamos que hay azúcar en la sangre con que hay dentro del torrente sanguíneo. Es como decir “el azúcar está en la autopista, pero no llega nunca a la oficina.”

  10. Confusión

    Lo mismo que el punto anterior: Si el azúcar no llega a la oficina imaginemos que tampoco llega al “Cuartel central” (cerebro).

Para profundizar y aprender más de la hiperglucemia te recomendamos leer el siguiente articulo sobre la hiperglucemia y el ejercicio físico.

En conclusión

Todos estos síntomas de glucosa alta aparecen siempre que el azúcar se dispara por encima de 230-250 mg/dl. Muchos de estos sintomas empiezan a manifestarse antes. A veces, cuando no estamos manejando la glucemia correctamente, nos acostumbramos a algunos de ellos, es por eso que es fundamental medir nuestros niveles de azúcar no solamente antes de comer sino varias veces en el día para tener más claro el comportamiento de nuestras hormonas que también juegan un papel importantísimo en nuestros niveles de glucosa.

En casos de estrés, por ejemplo, la adrenalina y sus secuaces hacen estragos. ¡Pero cuidado! Cuando baja, bajan los niveles solitos. Si identificamos una causa de estrés hidratarnos bien es la primera medida junto con calma y agua.

Sexo y diabetes

Diabetes y Sexo -7 Reglas de Oro

Bomba de insulina

¿Cuál es la mejor bomba de insulina en EEUU?