Tecnología para cuidar mi diabetes

5 diferentes estilos.

En los últimos 15 años los tratamientos mejoraron, la tecnología se hizo parte de la vida de las personas con diabetes y las obras sociales -muy de a poco y a fuerza de presentaciones y recursos de amparo- fueron aprobando distintos dispositivos para un mejor control y cuidado.

Para elegir lo mejor para cada uno de nosotros, lo primero que tenemos que tener es información.

Existen muchísimas tecnologías hoy por hoy. Pero, a la Argentina llegan sólo unas pocas alternativas. No obstante, el menú de opciones es bastante variado.

Es nuestro deber conocer las opciones, sacarnos las dudas, y conversar con nuestro médico lo que pensamos que es mejor para nosotros. Tanto personas con diabetes tipo 1 como tipo 2 pueden -y deben- acceder al mejor tratamiento individual.

Debemos saber que no todas las personas logran adaptarse a los dispositivos inteligentes, o a la idea de tener cateter pegados o insertos en el  cuerpo. Esto es válido. Por eso decimos que debemos conversar con el profesional tratante. La decisión el mejor tratamiento es de cada persona junto a su médico. Sino, la adherencia al tratamiento será insuficiente y no veremos los beneficios.

Hechas las aclaraciones, les presentamos los 5 métodos para el tratamiento de la diabetes:

  1. Bomba de insulina con Medidor continuo. Modo Predictivo

  2. Bomba de Insulina con Medidor continuo. Modo manual.

  3. Bomba de Insulina con Medidor tradicional

  4. Lapicera con Medidor contínuo o flash.

  5. Lapicera con Medidor tradicional.

Vamos a describir cada una de las opciones, intentando dar todas las alternativas existentes en Argentina.

  1. Bomba de insulina con medidor continuo. Con función inteligente: Son infusores de última generación, replican (aún de forma limitada) la función del pancreas. Detectan la inminencia de una hipoglucemia y suspenden la micro infusión, que se reactivará una vez solucionada la baja. Los límites son programables por el usuario hasta 50mg/L que suspenderá automáticamente. De momento, en las bombas locales es la única comunicación sensor-infusor que conlleva una acción sin intervención del usuario. Hay monitores externos que permiten no tener que estar accediendo a la bomba para accionarla, sino que se puede realizar via bluetooth.
  2. Bomba de Insulina con Medidor continuo. Modo manual: Estimamos que es una especie en extinción. Todos los usuarios de este tipo de bomba esta lentamente migrando a las “inteligentes” descriptas anteriormente.
  3. Bomba de Insulina con Medidor tradicional: Simplifica la aplicación de insulina, sin necesidad de llevar las lapiceras ni usar dos tipos de insulinas. Es un parche menos en la piel que en los dos anteriores pero son más pinchazos al día (mediciones). Suele darse esta combinación cuando nos “colgamos” con el pedido a la OS o estamos con alguna dermatitis que nos pide descanso.
  4. Lapicera con Medidor continuo o flash: Muy utilizado por personas que no son cubiertas (por alguna extraña razón) por el Plan Médico Obligatorio. Tiene una moderada función predictiva y sirve para aprender el impacto de alimentos, stress y ejercicio físico.
  5. Lapicera con Medidor tradicional: The Classics. Sin parches. Para quienes no quieren tener tecnología adherida a la piel sigue siendo la opción. Si se dificulta comprender la bomba o la lectura de la misma este sigue siendo un método eficiente.

Les dejamos a continuación las páginas de los productos disponibles en la Argentina.

Bombas con o sin medidor continuo:

Monitores Flash:

Otras tecnologías:

*toda la información aquí volcada es de carácter informativo. La decisión del mejor tratamiento debe ser tomada en conjunto con el profesional. Este artículo es permanentemente actualizado con las tecnologías disponibles.

Si querés saber más sobre tecnología y diabetes hace clic acá, Y no dejes de ver el video de Valentina Avetta, una persona hermosa y loca qué está cambiando la seguridad de tu insulina.

Diabetes tipo 2

Diabetes tipo 2

Valentína Avetta

Conocé a Valentina Avetta- Una científica 3.0 para enorgullecerse